Construir para exprimir el alquiler, la última tendencia que atrae a los fondos a España. (Primera Parte)

El auge de la demanda atrae la inversión de fondos privados en promociones enteras creadas específicamente para el arrendamiento. Persiguen obtener rentabilidades entre el 3,5% y 4%.
El mercado del alquiler residencial es la última gallina de los huevos oro del inmobiliario español. Mientras la compraventa de viviendas se estabiliza, el arrendamiento sigue ofreciendo nuevas vías para obtener beneficios y maximizar las rentabilidades, de ahí que cada vez haya más fondos e inversores privados dispuestos a exprimir el mercado y sacarle el máximo jugo.
La última tendencia de ese interés se llama build to rent -construir para alquilar- y empieza a atraer a grandes fondos institucionales, principalmente internacionales, ante el auge del alquiler y la escalada de las rentas que se registra en nuestro país.
El mecanismo es sencillo: los inversores adquieren edificios de viviendas construidos específicamente para ser arrendados y que generen una rentabilidad objetivo sobre el capital invertido. “La rentabilidad que ofrece a nivel general el mercado del alquiler en España se sitúa entre el 5% y el 6%, cifras que hacen referencia al parque de viviendas en régimen de alquiler en manos de particulares”, un mercado no profesionalizado, tal y como apuntan desde la consultora Knight Frank. Dichos fondos “dirigen sus estrategias a la obtención de unas rentabilidades netas objetivo entre el 3,5% y el 4%” en los principales mercados, como Madrid o Barcelona. La firma identifica un negocio incipiente en varias ciudades y constata que “hay muchos inversores que ya están ya muy interesados en impulsarlo”.
Pese a que el sentimiento de propiedad sigue muy arraigado entre los españoles, la última gran crisis empujó a muchos ciudadanos al régimen de alquiler. Las dificultades económicas y laborales, el endurecimiento de las condiciones para obtener una hipoteca y el cambio sociocultural de las nuevas generaciones ha provocado un cambio en el escenario residencial del país.
Fuente: Diario El Mundo