La inversión internacional en ladrillo bate récords con un 68% del volumen total

La inversión inmobiliaria en España ha vuelto a batir todos los récords gracias, en gran medida al importante papel que están jugando los inversores internacionales que han acaparado el 68% del volumen total transaccionado. En concreto, la inversión internacional es la más alta desde el inicio de la recuperación del mercado, con un incremento de 12 puntos en los últimos tres años.
La participación internacional ha supuesto el 68% de los 10.800 millones de euros transaccionados en 2018 en activos inmobiliarios terciarios, el mayor porcentaje en los últimos cinco años desde el comienzo de la recuperación del mercado en 2014 y que supone un incremento de 12 puntos porcentuales en los últimos tres años.
Según algunos datos del sector, el volumen de inversión directa en operaciones cross border alcanzó los 7.300 millones de euros, un 23% superior a la cifra final registrada en 2017, 5.950 millones, sin tener en cuenta la participación de las socimis, registradas como inversor doméstico, a pesar de que la mayor parte de su capital es extranjero, ni las operaciones corporativas.
Por origen del capital, los inversores de Europa y Estados Unidos representan casi el 57% del total de inversión nacional e internacional y el 85% del volumen en operaciones cross border. Entre los europeos, los de Reino Unido, Alemania y Francia representan el 73 % del total de Europa.
“En España contamos con la ventaja de que nos ven como un país con perspectivas de crecimiento superiores a la media europea y que entramos más tarde en el ciclo expansivo inmobiliario. Probablemente, viviremos un año 2019 con gran intensidad transaccional y de consolidación de precios. La promoción inmobiliaria de todo tipo de usos tendrá un papel clave para fabricar producto que se adapte a las nuevas tendencias sociodemográficas y tecnológicas”, asegura Rafael Bou, socio responsable del sector Inmobiliario en PwC.
Fuente: El Cofidencial .com