Esta es la vivienda tipo que buscan comprar los españoles: 80m2, dos dormitorios y hasta 250.000 euros

Fuente: Idealista

El presupuesto medio de los españoles para comprar una casa se encuentra entre los 120.000 y los 250.000 euros, en función de la localidad en la que se busca un hogar. La vivienda tipo es un piso de 80 m2, con dos dormitorios, según artículo publicado por Idealista.

El centro de las ciudades está dejando paso a las viviendas en la periferia, pero bien comunicadas, con servicios y zonas verdes.

En el actual contexto en el que el precio de la vivienda se recupera desde mínimos y ya muchas personas no pueden acceder a la financiación de su vivienda ideal, toca ampliar el campo de búsqueda. Y eso está cambiando el tipo de hogar que se busca en venta.
las personas con acceso a la financiación prefieren un piso de 90 m2 y tres dormitorios, frente a los 80 m2 y dos dormitorios de aquellos que con su actual salario tienen que buscar una vivienda más asequible ajustada a su bolsillo.

El coste que pueden asumir por una compra se mueve en la horquilla de los 120.000 a los 250.000 euros, en función de la localidad en la que se está buscando la vivienda.
Otra de las características que destaca el estudio es que los potenciales compradores abren cada vez más el campo de búsqueda, dejando el centro de las ciudades por otras localizaciones en la periferia, pero siempre que estén bien comunicadas, y con buenos servicios alrededor.

“Actualmente muchas familias buscan piso o están comprándolos en las zonas más periféricas de las grandes áreas metropolitanas o en localidades pequeñas pero próximas a las grandes ciudades, siempre y cuando estén ubicadas en un barrio que cumpla con sus expectativas de servicios, zonas verdes, ocio, vida comercial y seguridad”, cita el artículo.

Una buena casa que no esté bien localizada pierde mucho de su valor en venta. Otros criterios que destaca el estudio es la luminosidad de la vivienda. Los potenciales compradores están dispuestos a pagar más por vivir en un piso luminoso.

También afirman que se tiene en cuenta la antigüedad y mantenimiento del edificio, ya que compran una vivienda que en poco tiempo necesite de una derrama importante en el inmueble suele tirar para atrás a los compradores.

En cuanto al perfil de comprador, se encuentra en una horquilla amplia de 35 y 55 años de edad, que vive en pareja y tiene hijos a su cargo.