El ‘proptech’ empleará a 7.500 personas en España en 2019

Fuente: JAVIER G. FERNÁNDEZ – Madrid

Las nuevas ‘start up’ inmobiliarias irrumpen en el ladrillo apoyadas en el capital riesgo y con la ambición de transformar el sector.

La oleada de emprendedores que ha revolucionado el mundo de las finanzas, llega ahora al negocio inmobiliario. Un sector muy tradicional, que ha tardado en abrirse a las últimas tendencias tecnológicas, pero que está viviendo una auténtica sacudida con la llegada de las empresas proptech, término que agrupa a las nuevas start up del sector del ladrillo. 

Según los cálculos de la consultora Finnovating, existen actualmente en España 236 empresas de tecnología inmobiliaria, 86 más que las contabilizadas en el primer trimestre del ejercicio pasado. Estos datos se extraen de una encuesta repartida entre los participantes de la PropTech Unconference, un encuentro privado que reúne a los cien principales consejeros delegados de las empresas del sector, y que tiene lugar hoy en Madrid.

SEGÚN FINNOVATING, EL ECOSISTEMA ‘PROPTECH’ EN ESPAÑA LO FORMAN 236 EMPRESAS, 86 MÁS QUE EN 2017

Entre ellos estará Rodrigo García de la Cruz, consejero delegado de Finnovating y presidente de la Asociación Española de Fintech (Aefi), para quien “el crecimiento del sector ha sido muy intenso en el último año”. “El proptech es, junto al insurtech, el área que más crece dentro de la asociación tanto en número de empresas como en fuerza laboral”, explica. 

El paraguas del proptech es muy amplio y acoge desde portales inmobiliarios, como Idealista o Fotocasa, a inmobiliarias online (Housfy o Housell), pasando por empresas de alquiler de pisos por corta estancia (Airbnb) o larga estancia (Spotahome) y plataformas de inversión inmobiliaria, entre otras.

A día de hoy, generan más de 5.000 puestos de trabajo y, de cara al próximo año, prevén incorporar, de media, a entre 10 y 15 empleados nuevos. En total, se estima que den trabajo a 7.500 personas en España el próximo año. En comparación, las fintech prevén crear 4.500 empleos en 2019, según estas fuentes

“En nuestro caso es probable que crezcamos bastante más”, reconoce Carlos Olmo, director y fundador de la empresa de big data Urban Data Analytics (uDA).

Fundada en 2013, la compañía, una de las primeras proptech de España, tiene previsto incrementar entre un 40% y un 45% su plantilla en 2019.

Recuperación

Entre las causas que están detrás de este boom figura la recuperación del mercado inmobiliario y el aumento de las operaciones de alquiler, lo que ha desencadenado un aluvión de start up especializadas en aportar valor en algún punto de la cadena inmobiliaria. Todas ellas, con una base tecnológica que, en opinión de los expertos, puede ayudar a aportar mayor transparencia y eficiencia a un sector muy castigado por la crisis. 

Los procesos de comercialización, por ejemplo, son ahora mucho más transparentes. Sin comisiones ni cláusulas ocultas. Además, los datos juegan un papel central en estas empresas, lo que ayuda a que las decisiones se tomen más rápido y de forma más guiada”, señala Carlos Casado, responsable de operaciones de la consultora inmobiliaria CBRE en España. 

Alejandro Artacho, fundador y consejero delegado de Spotahome, una de las referencias del ecosistema proptech español, apunta a la necesidad de modernización que tenía el sector del ladrillo. “La industria inmobiliaria necesitaba una revolución tecnológica, pero la crisis había hecho que nadie apostara por este sector. Ahora ha llegado su momento y está imparable”.

Capital riesgo

El desarrollo del ecosistema de venture capital y la entrada de fondos extranjeros son otros de los factores que han influido en su desarrollo. “A nivel de financiación, la situación ha cambiado de forma radical en los últimos cinco años. En 2013 era muy difícil, por no decir imposible, que un fondo norteamericano se fijara en España“, asegura Olmos, de uDA. 

Hoy, sin embargo, las start up españolas son capaces de seducir a los mayores venture capital del otro lado del Atlántico. En julio, la plataforma de alquiler de viviendas para largas estancias Spotahome cerró una ronda de financiación de 34 millones de euros liderada por el fondo de Silicon Valley Kleiner Perkins y en la que participó Seaya Ventures. Se trata de la tercera inversión de este gigante en Europa, la primera en España. Antes ya había entrado en el capital de la plataforma de streaming Spotify y el buscador de viajes GoEuro. 

Un indicador del momento dulce que vive el ecosistema emprendedor español. Si entre 2008 y 2012 hubo 17 rondas de más de diez millones de euros, entre 2013 y 2017 se contabilizaron cincuenta y siete operaciones por encima de esta cantidad, según la asociación sectorial Ascri. En los últimos cuatro años, la inversión del capital riesgo en España ha sido de 2.200 millones, casi el doble que en los cuatro ejercicios precedentes.

Para Beatriz González, socia fundadora de Seaya Ventures, “lo que ha cambiado en los últimos años ha sido que el sector ha empezado a madurar y a tener mucha más ambición. Los fondos extranjeros, sobre todo los de Silicon Valley, apuestan por empresas que tengan la ambición de convertirse en un player global”. 

Además de en Spotahome, Seaya cuenta con participaciones en otras empresas del sector proptech como el buscador de apartamentos turísticos Hundredrooms y la inmobiliaria online Housfy. La primera recibió una inyección de capital de 4 millones de euros en marzo del año pasado, mientras que la segunda cerró su primera ronda, por valor de 2 millones, en septiembre.

¿Burbuja?

No obstante, detrás de estas cifras tan prometedoras, planean algunas incógnitas. La principal es si la euforia alrededor del ecosistema podría estar incubando una burbuja de expectativas. De las 236 start upinmobiliarias que existen a día de hoy en España, casi la mitad no ha cerrado ninguna ronda de financiación todavía, según datos de Finnovating. 

“Es muy pronto para hablar de burbuja, el sector apenas cuenta con dos años de vida, pero es cierto que las empresas deben avanzar en modelos de negocio claros y especializarse en una actividad en la que sean capaces de crear valor”, opina Casado, de CBRE. 

Un parecer compartido por el fundador de Urban Data Analytics: “El crecimiento ha sido exponencial en número de start up, pero queda por determinar cuántas van a ser viables. Muchas están en su preinicio, trabajando con dos o tres personas alrededor de la idea. Tienen que desarrollar un modelo mínimamente viable y que sea escalable”, apunta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.